Acupuntura

Es una de las especialidades de la Medicina Tradicional China, consiste en la estimulación mediante la punción de determinados puntos o áreas del cuerpo con el propósito de regular la homeostasis interna. Tiene su sustento teórico en la Medicina Tradicional China. Muchos de sus mecanismos de acción se han comprobado a través del método científico. Su cobertura y eficacia terapéutica son amplias y tiene gran empatía con la medicina moderna.

Sus grandes ventajas y nulo efecto secundario, hacen de la Acupuntura un procedimiento terapéutico reconocido por la Organización Mundial de la Salud y se ha incorporado al Sistema Nacional de Salud en diversos países.

Escritorio consulta
La Acupuntura, es una medicina evidentemente preventiva, se observan los desequilibrios fisiológicos y funcionales existentes previos a la aparición de la enfermedad y se corrigen, impidiendo así la progresión de esta hacia el cuerpo físico. Una vez instaurada la enfermedad, a través de los puntos acupunturales, se equilibra el organismo, mediante la influencia estos puntos acupunturales sobre el sistema neuro-endocrino, se consigue la corrección de los desequilibrios físicos, pues la enfermedad es en definitiva una alteración del equilibrio.

En términos prácticos, a través de la estimulación de los puntos acupunturales, aumenta y fortalece las defensas corporales, de tal manera, disminuye considerablemente la oportunidad de aparición de las enfermedades, por ejemplo, si existe un antecedente familiar de alguna enfermedad hereditaria, tales como; diabetes, hipertensión, glaucoma, cáncer, etc., aplicando la terapia acupuntural periódicamente, reducen de manera significativa la incidencia de padecer la enfermedad o atrasar su aparición con menor grado de afectación.